Juguetes Sexuales Antiguos

Historia de los juguetes sexuales

Juguetes sexuales – Historia

Para comenzar, los juguetes sexuales como los consoladores, dildos y accesorios eróticos no deben ser demonizados solo por traer placer sexual, esto se debe a que por ejemplo:
• Traen placer sexual.
• Satisfacen a la dama o caballero que lo utiliza.
• Ayuda a deshacerse del estrés.
• Etc…
De cualquier manera los juguetes sexuales tienen su historia como por ejemplo los vibradores, los vibradores son un gran invento del doctor británico Joseph Mortimer Granville el cual es considerado el padre del vibrador por haber inventado el primer vibrador en 1880 a base de baterías, la meta de este gran invento era ser usado en el consultorio médico como una herramienta terapéutica para combatir lo que en la época victoriana se conocía como histeria femenina. Previamente, el tratamiento era que los médicos acariciaran manualmente a la paciente hasta que alcanzara el orgasmo, que en el contexto de la época se le denominaba “paroxismo histérico” al considerar el deseo sexual femenino reprimido como una enfermedad.
El doctor al tener que llevar tantas mujeres al orgasmo ya que pasaban bastante a su consultorio le dolía demasiado la mano como para poder seguir tratando a tantas damas todos los días. Al inventar este aparato de gran ayuda como una herramienta medica nadie estaba en peligro, era más fácil para el doctor y obtenía un pago considerable por estar haciendo este tipo de tratamientos casi a diario.
Así de esta manera a finales del siglo XIX, los tratamientos con vibradores eran uno de los servicios más populares ofrecidos en los balnearios de alta clase en Europa y Estados Unidos.

Vibradores antiguos
Consoladores antiguos

En 1902 una compañía llamada Hamilton Beach que era una compañía estadounidense lanzo el primer vibrador para ser utilizado de manera comercial (22 años después de ser inventando el primero), convirtiendo el vibrador en el sexto aparato doméstico en ser electrificado, de hecho este tipo de vibradores llegaron al mercado mucho antes que otros aparatos eléctricos que hoy son “esenciales”
Muchas compañías viendo el potencial en este mercado comenzaron a lanzar sus propias versiones al mercado anunciándolos en revistas como “maquinas anti-estrés” en revistas de moda y costura.
Los vibradores en general eran vendidos como si fueran utensilios de terapia pero cuando salió a la luz que los vibradores y la histeria femenina no eran un tratamiento ni una enfermedad en verdad ya que este tratamiento era básicamente una sesión de masturbación, la pornografía comenzó a demostrar esto en la pantalla grande, desde ese momento la gente comenzó a pervertir el vibrador y comenzó a convertirlo en un objeto de perversión sexual.
Esto causó que los vibradores desaparecieran de las revistas femeninas, catálogos y estantes de tiendas populares, como Sears Roebuck, donde se habían vendido por casi medio siglo.
Desde la aparición de los productos sexuales se han utilizado diversos materiales para su elaboración. Antiguamente se tallaban en madera y piedra, actualmente se fabrican con plásticos suaves y duros, aunque algunas personas piensan que algunos juguetes sexuales están hechos a base de látex lo cual es impráctico debido a que al crear un objeto mayor a 9 mm con látex este material se puede hacer tan duro como una vara de madera además de que tomaría meses para que se secara este material y tomara la forma de un vibrador como lo vemos el día de hoy. Por esto mismo los materiales más comunes son Silicón 100% puro, pvc, Plasticol, madera y en algunos raros casos hasta de piedra.

Al analizar esto podemos concluir que no es un taboo tener un juguete de este tipo y esta moralmente bien ya que decidir darte placer a ti misma no es algo innatural ni raro, de hecho es lo mejor para tu cuerpo ya que no acumulas estrés y en muchos casos ayudan a conocerte a ti misma un poco más, además puedes utilizar los juguetitos para prender a tu pareja (a quien no le gusta una pareja juguetona 😉 ).
La mayoría de los juguetes sexuales son tratados de una forma pervertida cuando en general no tienen un origen pervertido (excepto los juguetes que ya son para fetiches serios).
Igualmente mi recomendación personal es que cada persona sea hombre o mujer una vez conociendo un poco el tema del sexo debería tener un juguete sexual para darse placer así mismo y o a su pareja ya que puede y sea un gusto en la cama para ambos y los ayude a unirse un poco más como pareja en general.
Solo recuerden usarlos bajo consentimiento, digo hay que hacerlos sentir rico y que les guste ¿no? 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *