leyes sexuales
leyes sexuales

Las 10 leyes sexuales más locas en EEUU

 

En los Estados Unidos, existen muchas leyes antiguas que hoy en día no tienen sentido alguno. Pero, ¿qué pasa cuando éstas se “preocupan” por nuestras relaciones sexuales?
Echa un vistazo las leyes sexuales más extrañas, pero que realmente existen.

1. Si vas a Bakersfield, California, puedes tener todo el sexo que quieras con Satanás. Eso sí, es obligatorio que uses condón. ¡Permitir que la maldad se reproduzca es una irresponsabilidad!

2. Si en Florida tu crush es un puercoespín, ¡olvídalo! La ley no te permite tener relaciones con este punzante animalito, pero sí con cualquier otro.

3. En Minnesota, sólo puedes besarte con un pez si ya está muerto. Si tus fantasías eran hacerlo con un pez vivo, lo sentimos mucho, pero es ilegal.

4. En una ciudad del estado de Tennessee, Dyersburg, ser mujer te puede convertir en criminal. Es ilegal que las chicas llamen a los chicos para una cita. Creo que las lesbianas pueden sentirse a salvo.

5. En Misuri, en la ciudad de Maryville, los caballeros deben tener el privilegio de admirar las curvas de una mujer en su estado natural. Usar corsés que modifiquen la cintura es un acto ilegal.

6. ¿Comprar juguetes sexuales en Alabama? ¡Ilegal! En este estado hay que encontrar otras formas para divertirte.

sexo-con-animales

7. Tener sexo con animales en el estado de Washington es legal sólo si pesan menos de 18 kilos. Para amoríos con animales más gorditos, visita Utah o Florida.

8. En el estado de Washington, tener sexo en una posición distinta al misionero te hace faltar a la ley. ¡Nada como la rutina!

9. Los payasos de rodeo tienen derecho a recibir amor en Massachusetts, siempre que los caballos no estén cerca. Así que si tu amante es uno de ellos, ¡no dejes que los caballos te miren!

10. En Utah tener sexo con animales es legal sólo si lo haces por amor o de manera casual. Pero si quieres sacar un poco de dinero de esto, ¡ilegal! No me extraña que sean el estado con mayor consumo en pornografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *